Vivencia Caotica [Remake ep.1 p.1]

“Cuando ya no hay sitio en el infierno, los muertos caminarán sobre la tierra”

Cuando era joven, la idea de ser un sobreviviente en un cataclismo apocalíptico rondaba mi mente, me gustaba fantasear en varios escenarios, pensar que es lo que haría y como lo haría, pero sin duda, uno de mis escenarios favoritos era aquel donde las personas se volvían seres inhumanos, sin conciencia, ni inteligencia, donde solamente las impulsaran sus instintos, ya sea por alguna enfermedad o por la ira de Dios.

Una cosa es cierta, siempre es mejor cuando lo imaginas, una vez que te encuentras en una situación de peligro, las acciones y los planes, simplemente no van como lo habías pensado, y eso fue exactamente lo que me ocurrió.

Tepic solía ser una ciudad tranquila, no contaba con nada en especial, las calles, los edificios, las personas, todo era ordinario, todo estaba sometido al mismo régimen al que esta cualquier ciudad en crecimiento, ¿Por qué ocurrió esto? ¿Por qué esta pacifica ciudad fue condenada a vivir un infierno qué, por leyes naturales, no debería existir?

Recuerdo claramente el día que todo empezó, el día que marco la existencia de millones de personas encaminándolas a un horrible destino, dándoles un oscuro futuro donde la supervivencia era la única opción.

Era de noche cuando la noticia se comenzó a esparcir, nadie le tomo la importancia que tenia, todos
pensamos que solo se trataba de una nueva banda de jóvenes que querían hacerse los valientes aterrorizando la ciudad, tratando de dejar su huella en la historia.

Los noticieros locales daban poca información, una cobertura de los hechos que dejaba mucho que desear, los periódicos por otra parte, eran amarillistas, siempre exagerando la mentira, pero ambos tenían la razón en una cosa, algo extraño estaba pasando, esto era más que una banda de anarquistas haciendo disturbios.

Las noticias se enfocaron en una serie de eventos acontecidos en una de las colonias más peligrosas de Tepic, la 2 de Agosto. Se decía que esta banda sin ninguna clase de escrúpulos atacaban a sus víctimas, no golpeándolas, no les disparaban, el modo en el que operaba era burdo, como si de animales se tratara, fueron una docena las personas hospitalizadas con heridas graves y otros que simplemente murieron, el ataque consistía básicamente en: el grupo se acercaba a una persona, la mordían sin parar, y después de que la víctima ya no oponía resistencia, se iban en busca de otra, ¿Por qué no terminar el trabajo sucio? ¿Por qué simplemente no matarlas sin la necesidad de hacerles tanto daño?

Debió parecerme obvio, pero lo deje pasar, mi indiferencia hacía estos hechos fue mi más grande error.

Los ataques se fueron haciendo cada vez mas y mas frecuentes, se comenzaron a presentar en otras zonas de la ciudad, las noticias especulaban sobre una secta satánica, y algunos se lo atribuían a una enfermedad mental por el tipo de ataque que realizaban.

La policía incremento la vigilancia, se pusieron cámaras en toda la ciudad, los sonidos de las patrullas yendo y viniendo era algo de todo el día. Muchos individuos fueron capturados, pero no pudieron obtener ninguna declaración, las autoridades daban informes a los noticieros de que dichos individuos parecían bestias, carentes de inteligencia, sentido común o conciencia, era como tratar con animales, afirmaban.

¿Qué era lo que estaba sucediendo? Nadie, absolutamente nadie se percato del peligro latente en la ciudad.

Los hospitales donde fueron llevadas las víctimas de estos ataques reportaban que estás se habían convertido en seres similares a sus atacantes, tenían que permanecer atadas a las camillas, lo irónico del caso, es que nadie, ningún médico, ninguna enfermera se percato de los signos vitales, nadie les tomo importancia, se concentraron mas en tratar de contenerlos que en estudiarlos, y fue entonces cuando todo se fue al demonio.

Pasaron pocos días, los noticieros daban cortes informativos, la situación en la ciudad era ya una emergencia nacional, pero el gobierno no dio auxilio a esta ciudad en vías de extinción.

En los periódicos y en las noticas, se dieron consejos para mantener a salvo y tranquilos a los ciudadanos, cubrir puertas y ventanas, solo salir cuando era absolutamente necesario, en caso de toparse a un individuo que presentara características de daño mental, huir, si en la colonia se presentaban ataques, dar informe a la policía.

Las autoridades no se daban abasto con la enorme cantidad de reportes de estos incidentes, ya no solo lo veías en las noticias, sino fuera de tu casa, a unos pocos metros.

La situación llego a tal extremo, que ya no detenían a las personas, les disparaban repetidamente hasta que caían muertas.

Se anuncio toque de queda, cualquiera que estuviera fuera después de las veinte horas, les dispararían sin piedad alguna.

Las calles principales eran un matadero, los enfrentamientos de la policía contra estos enfermos mentales dejaban un saldo de muertos incuantificable, y por unos días la situación parecía estar controlada.

Pero no contaban con algo, esta enfermedad mental, o física o lo que fuera, se esparcía como moscas. Poco a poco las autoridades fueron cediendo, los gobernantes, los presidentes huyeron despavoridos, los principales jefes de la policía se quedaron al pie del cañón hasta el final. Un final que a nadie le gusto.

Lo último que se anuncio fue acerca de un punto de reunión, la ultima resistencia contra estos seres del infierno, la policía acordono la zona, y comenzaron a recibir a todas las personas, era obligatoria la asistencia, pasaron de casa en casa, con cientos de camiones, subiendo miles de personas para llevarlas al punto de reunión, yo no fui, me escondí en mi hogar, esperando no ser encontrado ni por las autoridades, ni por estas creaturas. Afortunados aquellos los que lograron salir de la ciudad antes del bloqueo de carreteras. Los días previos fueron terribles, pero el infierno apenas comenzaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s