John y el Parrandero.

John miraba por la ventana de su nuevo hogar, no podía esconder la felicidad en su rostro, era obvio que a John le gustaba la idea de vivir solo, en un lugar que estuviera acondicionado a sus gustos y sus necesidades mas básicas e instintivas (Un refrigerador, un baño y una cama, para aquel despistado, la cama cumple una función que va mas allá de dormir… En realidad va antes, pero ¿A quién le importa?)

John, como de costumbre (En realidad una nueva costumbre) suele pasearse desnudo por la casa, hasta que un día, un buen día, la vida le dio la espalda (Este al ser un poco torpe, claro, el era torpe, le falto una computadora con internet como necesidad básica e instintiva, no hizo lo que cualquier persona con sentido común haría, algo que no puede ser redactado y queda a la imaginación del lector), se clavo una aguja, pero no en el pie, ni tampoco en la mano, en una nalga, la nalga izquierda (Si quieren mas detalles era una nalga muy peluda, mas peluda que la cabeza del escritor, aunque, casi cualquier cosa tiene mas pelo).

John se sentía desconsolado, triste y deprimido, fue entonces que llamo a su amigo de parranda (Para aquellos desinformados, Parranda es la capital de Uganda), Obote acudió rápido al llamado de su amigo, y al llegar, John le pidió (Por todo aquello que es divino, cualquier clase de alcohol procesado y embotellado para su consumo personal, ya que John pertenece a los Alcohólicos[Acólitos]del Vaticano) que por favor le quitara la aguja que se había encajado en su horrible nalga.

Obote accedió con la condición de que nunca jamas le volviera a pedir un favor (Por que claro, Obote era un alcohólico en rehabilitación y al escuchar las palabras alcohol, procesado, consumo, personal en la misma frase hacia que babeara como un perro al mirar un filete sirloin fuera de la carnicería o lo que es igual a que un perro imaginara que esta frente a una carnicería mirando un filete sirloin).

Fue una tarea difícil en particular, era similar a buscar una aguja en un pajar, pero en este caso la aguja era, efectivamente una aguja y el pajar era efectivamente un pelusal que cualquier gato aborrecería lamer (Y eso que los gatos suelen lamer un pelusal, pero el propio, por eso les produce asco pensar en cualquier otro pelusal). Después de sabrá Dios cuantas horas (Por que Dios lo sabe todo, así que deja de pensar de forma morbosa en la nalga peluda de John, o en tu vecina que en este momento se esta cambiando desnuda frente a su ventana… Ahh te cache, volteaste a ver pillín) Obote logro encontrar la aguja, y la saco con sumo cuidado, intentando no arrancar un solo pelo del trasero apestoso de John (Por que me falto decir que era apestoso) ya que el, tiene sumo cuidado con los pelos de su trasero (La mitad de su crema Sedal chinos rebeldes, se va en su trasero, la otra contra los mafiosos asiáticos que viven a dos puertas de su casa).

Una vez que John dejo de sentir ese intenso dolor en su trasero (¿En serio quieren que describa de nuevo el trasero de John? ¿No? Bueno, por que había olvidado que ademas de apestoso y peludo, tenia liendres) dejo escapar un gran suspiro (Para desgracia de Obote, fue uno de esos suspiros ruidosos y apestosos), John quedo eternamente agradecido a su amigo de Parranda (Uganda, recuerden, Uganda) y le invito un par de cervezas lights (Si, esa abominación), Obote encantado acepto, y juntos fueron a tomar un cafe (La cervezas lights dejaron de producirse en el 56 por que resulto ser mas dañino que el alcohol dado su efecto placebo).

Y esa amigos, es la historia de John y Obote, un parrandero muy amable.

Anuncios

Una respuesta a “John y el Parrandero.

  1. Y ¿cómo fue que se encajó la aguja? ¬¬, aunque debo decir que es realmente comprensible que Obote pusiera tal condición porque hombre!, después de cumplir con tal favor O_O, a cualquiera se le quitan las ganas de andar de buen amigo xD, entretenida la historia mi estimado, y si, pobre de John eso de haber acondicionado su casa pero sin ordenador u_u, no parece un lugar en que pasar mucho rato, aunque claro, si tal sólo tuviese libros ni quién diga nada xD, cómo se te ocurren estas cosas xD!!!! Thumbs up xD!!!! y no te quejes ni nada sobre mi comentario ¬¬!!xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s