Algo sobre ateos, creyentes, y agnósticos…

Hace mucho tiempo que no escribo nada en mi blog, está aquí solo el pobre, con solo un puñado de visitas generadas por un muy pequeño grupo de personas, que buscan el santo grial del p2p.

Pero bueno, no tengo la intención de hablar de eso, ni de aquello, ni de lo otro, vagando por la red (Debo decir que son varios pares de horas al día) me topo con gran cantidad de escritos, criticas, revisiones, etc. Desde el tema mas ridículo, hasta aquellos que logran por un instante avivar la flama de la curiosidad, y las ansias de conocimiento.

Entre mis navegaciones por el océano virtual, me topé con una gran cantidad de personas que se llaman así mismos ateos, y daré mi punto de vista sobre un tema tan polémico.

¿Qué es el ateísmo?

Para aquél despistado, el ateísmo es una doctrina la cual niega la existencia de Dios (O la existencia de Dioses y realidades que sean de índole divina) es decir que niegan todo aquello que es explicado o atribuido a fuerzas sobrenaturales (Desdé la creación del universo, la vida, milagros, etc), cabe señalar que el ateísmo no es una religión (Por que básicamente no tienen una creencia) es mas bien, una postura filosófica.

¿De dónde surge el ateísmo?

El termino “ateo” proviene del griego “atheós”, que significa “Sin Dios”, y el primer uso que se le dio, fue irónicamente a los cristianos en la Roma Antigua, ya con el tiempo tomo el significado que actualmente tiene.

Lo mas probable es que el ateísmo esté en nuestra sociedad desde que se comenzaron a crear las primeras religiones, pues, es difícil que todos los elementos de una sociedad grande compartan las mismas opiniones, y lo mas seguro es que estas personas que no compartían las opiniones de la sociedad, fuesen condenadas a muerte.

Toma fuerza a lo largo del tiempo, lamentablemente no encontré por ningún lado, la cantidad de personas porcentual que se hace llamar así mismos ateos, no debe superar el 10% y se me hace mucho, y ya, basta de historia y datos.

Es común confundir el ateísmo con el agnosticismo, hay una diferencia muy grande entre estas dos corrientes filosóficas, una niega la existencia de Dios, y la otra considera que no se tienen las pruebas suficientes para negar o afirmar la existencia de Dios.

Debo aclarar que el ateísmo no es una posición en contra del catolicismo, o cristianismo, o cualquier otra religión , el ateísmo es no creen en nada divino, no te vuelve ateo no creer en lo que las religiones han maquilado, así que, si tienes el mas mínimo atisbo de creencia en algo mayor (Que no esta regido, ni descrito en la forma en la que lo hacen las religiones), quiere decir que no eres ateo, sino un teísta (Es decir, que al menos crees en algo mayor que tu, que puede ser considerado como un Dios).

El pensamiento que ha regido a la sociedad, es, que si no eres cristiano, católico, musulmán, judío, o que perteneces a alguna asociación religiosa, eres ateo, esto es totalmente falso, he conocido personas que creen en la existencia de algo mayor que la humanidad, y que no pertenecen a ninguna religión, por que no les gusta como son manejadas.

Durante uno par de años me considere ateo, y no un ateo de esos de “No creo en Dios, fin.” sino en un ateo activista, cada vez que podía, confrontaba a los creyentes, en un debate que prácticamente no tenía fin, argumentos que negaban la existencia de Dios, contra argumentos que la afirmaban.

Con el paso del tiempo, mi ateísmo se fue transformando en agnosticismo, un error que cometen muchos ateos, es considerar que los agnósticos son ateos maricas, me fui dando cuenta (Entre debate y debate) que mi no creencia era igual a la creencia de los demás, tanto mis argumentos, como los de ellos, carecían de un respaldo científico, y lo único que resultaba era una discusión ridícula.

No creo que ser ateo, agnóstico, o creyente sea malo, cada quien es libre de creer (o no creer) en lo que deseé, yo me volví agnóstico por que consideró que las pruebas que ofrecía como ateo estaban sustentadas en una base tan solida como la de los creyentes.

¿Dios no existe?

No puedo negar la existencia de un ser mayor, que maneja mi destino y el destino de los demás, pero tampoco puedo afirmarla, la ciencia que se ha desarrollado hasta el momento explica con eficiencia los fenómenos naturales, pero todavía quedan huecos que no pueden ser explicados.

Lo que me parece risible es que, tanto los creyentes como los ateos intenten convertirte, que traten de hacer que creas (o no creas) lo que ellos dicen, yo respeto su punto de vista ante este tema, y ellos deben respetar los puntos de vista de los demás, si crees o no crees, ese es tu problema, si el mundo sería un mejor lugar si fuese de puros creyentes o de puros ateos, eso es discutible y no se tiene una certeza del 100% que así sea.

Así que tu, creyente o ateo, guardate tus explicaciones, tus pruebas, y tus argumentos para ti, no intentes transforma las creencias (o no creencias) de los demás, que no eres mejor, ni peor persona que tus rivales auto impuestos, y cuando cuentes con las pruebas necesarias (con una base solida) que apoyen tu ideología, se libre de expresarlas, no antes.

Anuncios

Sherlock Holmes

Salí del cine muy satisfecho después de haber visto está película.

Tal vez la película no fue un 100% fiel a alguna historia de Sherlock Holmes, tal vez la relación entre Irene Adler y Holmes no es como la plantea en los cuentos, tal vez la apariencia de los personajes es cuestionable comparada con la forma en que Doyle los describe en sus libros, y en todas las historias de Sherlock Holmes que he leído, no recuerdo una sola explosión catastrófica.

Pero la película, a mi juicio estuvo genial, me gusto la trama, y como se va desarrollando, y una de las cosas que mas me gusto y que fue de lo mas fiel a los cuentos y las novelas, fue que al final, revela la cadena de deducciones que hizo para llegar a la tan anhelada verdad, o la forma en la que visualiza el antes para hacer un después (Eso hizo que me chorreara masivamente)

Me encontré en una de esas webs que se dedican a postear información sobre películas y demás, uno que otro comentario en el cual expresaban su inconformidad con respecto a las habilidades de lucha de Sherlock Holmes y pues aunque usted no lo crea ignorante lector y critico de cuarta, Sherlock Holmes sabía boxear, de hecho es mencionado en la historia de “El signo de los cuatro” y su particular gancho a la mandíbula.

Hay algo que quiero dejar bien en claro, es una pelicula, no hay ninguna que sea 100% fiel los relatos, y les tengo una noticia a varios fanáticos que se quejan de que se parecen muy poco a la descripción de Holmes… Nunca, en ningún relato se especifico que Holmes usara un gorra de doble visera ¿Cómo la ven?

Fin

John y el Parrandero.

John miraba por la ventana de su nuevo hogar, no podía esconder la felicidad en su rostro, era obvio que a John le gustaba la idea de vivir solo, en un lugar que estuviera acondicionado a sus gustos y sus necesidades mas básicas e instintivas (Un refrigerador, un baño y una cama, para aquel despistado, la cama cumple una función que va mas allá de dormir… En realidad va antes, pero ¿A quién le importa?)

John, como de costumbre (En realidad una nueva costumbre) suele pasearse desnudo por la casa, hasta que un día, un buen día, la vida le dio la espalda (Este al ser un poco torpe, claro, el era torpe, le falto una computadora con internet como necesidad básica e instintiva, no hizo lo que cualquier persona con sentido común haría, algo que no puede ser redactado y queda a la imaginación del lector), se clavo una aguja, pero no en el pie, ni tampoco en la mano, en una nalga, la nalga izquierda (Si quieren mas detalles era una nalga muy peluda, mas peluda que la cabeza del escritor, aunque, casi cualquier cosa tiene mas pelo).

John se sentía desconsolado, triste y deprimido, fue entonces que llamo a su amigo de parranda (Para aquellos desinformados, Parranda es la capital de Uganda), Obote acudió rápido al llamado de su amigo, y al llegar, John le pidió (Por todo aquello que es divino, cualquier clase de alcohol procesado y embotellado para su consumo personal, ya que John pertenece a los Alcohólicos[Acólitos]del Vaticano) que por favor le quitara la aguja que se había encajado en su horrible nalga.

Obote accedió con la condición de que nunca jamas le volviera a pedir un favor (Por que claro, Obote era un alcohólico en rehabilitación y al escuchar las palabras alcohol, procesado, consumo, personal en la misma frase hacia que babeara como un perro al mirar un filete sirloin fuera de la carnicería o lo que es igual a que un perro imaginara que esta frente a una carnicería mirando un filete sirloin).

Fue una tarea difícil en particular, era similar a buscar una aguja en un pajar, pero en este caso la aguja era, efectivamente una aguja y el pajar era efectivamente un pelusal que cualquier gato aborrecería lamer (Y eso que los gatos suelen lamer un pelusal, pero el propio, por eso les produce asco pensar en cualquier otro pelusal). Después de sabrá Dios cuantas horas (Por que Dios lo sabe todo, así que deja de pensar de forma morbosa en la nalga peluda de John, o en tu vecina que en este momento se esta cambiando desnuda frente a su ventana… Ahh te cache, volteaste a ver pillín) Obote logro encontrar la aguja, y la saco con sumo cuidado, intentando no arrancar un solo pelo del trasero apestoso de John (Por que me falto decir que era apestoso) ya que el, tiene sumo cuidado con los pelos de su trasero (La mitad de su crema Sedal chinos rebeldes, se va en su trasero, la otra contra los mafiosos asiáticos que viven a dos puertas de su casa).

Una vez que John dejo de sentir ese intenso dolor en su trasero (¿En serio quieren que describa de nuevo el trasero de John? ¿No? Bueno, por que había olvidado que ademas de apestoso y peludo, tenia liendres) dejo escapar un gran suspiro (Para desgracia de Obote, fue uno de esos suspiros ruidosos y apestosos), John quedo eternamente agradecido a su amigo de Parranda (Uganda, recuerden, Uganda) y le invito un par de cervezas lights (Si, esa abominación), Obote encantado acepto, y juntos fueron a tomar un cafe (La cervezas lights dejaron de producirse en el 56 por que resulto ser mas dañino que el alcohol dado su efecto placebo).

Y esa amigos, es la historia de John y Obote, un parrandero muy amable.