La gato, la rata y el gnomo

Disfrutaba de mi descanzo cuando se abrio la puerta, ahi estaba ese gato, parado en dos patas y repronchandome por que no estaba trabajando, levante la mirada y saque mi pistola de agua “Chorreatodos5000” y le dispere en la cara, todo el mundo sabe que a los gatos no les gusta el agua, y este no era la excepcion, el muy cabron corrio hacia mi y todo mojados comenzo a orinarse en mi ropa, todos saben que la orina de gato te deja esteril, pero bueno a quien le importa eso, despues de que te patearon las bolas con botas militares.

Despues de mi altercado con el gato, decidi irme a casa, a cambiarme de ropa y despues a rentar un par de peliculas porno, ahi tengo una bonita mona inflabe sin usar, de hecho aun tiene ese plastico con el que enrollan la comida, creo que le pusieron una clase de himen, en fin, hoy se estrena esa muñequita.

Al llegar a casa, me doy cuenta de que la muñequita no esta, creo que deje la ventana abierta y se escapo, bueno, tendre que comprar otra, o conseguirme una de verdad… ¿Para que? estas muñequitas de plastico salieron muy efectivas, no te reclaman, no te dicen que asi no, y que por “ahi” les duele.

Voy al centro comercial, para comprar un poco de comida, el duende que vive debajo del lavabo se ha comido todo, cuando llegue lo regresare de una patada a su pinche irlanda. Pero que veo un par de melones jugosos y tiernitos, tan suaves y tersos como un par de nalgas de bebe, si, creo que me los llevare. Golpeo a la muchacha y la arrastro lejos, es hora de ir por esos melones que la maldita se iba a llevar.

Voy hacia la caja registradora, pido una caja de cigarros y pago, una vez afuera, camino por el aire y las personas se me quedan viendo. Al llegar a mi casa, veo que el duende se ha comido mi sillon, el muy perro argumenta que tiene familia y que necesita alimanterle, le dijo que las pinches ambias no son hijas de el, asi que lo agarro del cuellito y le pono una patada tan fuerte que lo mando a su idoltratada y olvidada irlanda.

Me siento y una pequeña rata se me queda viendo, y me pregunta que como le hace para llegar a la tierra del queso -La tierra del queso para aquel que no sabe es la utopia para las ratas y ratones, donde todo es de queso, hasta el queso es de queso- entonces le digo que se vaya derecho por la calle “vete a chingar a tu madre de aqui” y cuando llegue a las esquina de “HIjo de puta, que te vayas” de vuelta a la derecha, y que siga de frente. La rata algo confundida me muerde los genitales y luego se va.

Ensagrentado y enfadado, me voy a dormir.

Fin

Anuncios

9 Respuestas a “La gato, la rata y el gnomo

  1. Caramba que esta bien fumada esa historia, pero me recordó… bueno me trajo a la mente imágenes de las historietas que salían (o salen) en el suplemento del periódico la jornada, para ser mas específicos LA VIDA EN EL LIMBO.

    XD bueno tu alucine XD =D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s